Golazos

Mario Gaspar y el golazo de su vida a Inglaterra

Mario Gaspar Inglaterra

Poca gente conoce a Mario Gaspar. El lateral derecho indiscutible para el entrenador del Villarreal Marcelino, se está convirtiendo en un habitual para el seleccionador nacional, Vicente del Bosque. Y el alicantino no lo está desaprovechando. En dos apariciones con la selección absoluta ha conseguido marcar dos goles. Uno de ellos, frente a Inglaterra, posiblemente se convierta en el mejor gol de su vida.

Fabulosa tijera a la media vuelta de Mario Gaspar

El 13 de noviembre de 2015 se disputaba en el Rico Pérez de Alicante el partido amistoso entre las selecciones de Inglaterra y España con vistas a la Eurocopa de Francia 2016. Un enfrentamiento que mediría las fuerzas de dos de las selecciones que siempre aspiran a todo en las grandes competiciones.

Mario Gaspar Inglaterra
Mario Gaspar golpea de tijera el esférico

El equipo de Vicente del Bosque fue superior durante la mayor parte del partido, y aunque no pudo adelantarse en el marcador hasta mediada la segunda mitad demostró que esta un peldaño por encima de los ingleses. El resultado final sería de 2-0 gracias a un gol de Cazorla y otro de Mario Gaspar que si lo hubiese marcado Messi o Cristiano habría dado la vuelta al mundo.

Mario Gaspar volea Inglaterra
Mario Gaspar cae al suelo después de rematar

En el minuto 72, y con empate a cero en el electrónico, llegaría la genialidad del defensa español. Cesc metió un pase picado al borde del área inglesa y el balón, que no llevaba aparente peligro, lo enganchó Mario Gaspar que hizo un gol de videojuego. Golpeó el esférico con una tijera a media vuelta que pasó por encima del Joe Hart y quitó las telarañas a la escuadra de la portería.

“De los mejores goles de mi vida”

Después del partido, el defensa español se encontraba radiante con su gol: “He intentado acabar la jugada y ha ido donde tenía que ir. De los mejores goles de mi vida, relataba el defensa del Villarreal.

Mario Gaspar celebrando
Mario Gaspar celebra el golazo anotado

Y a pesar de que ni la afición se podía creer el auténtico golazo, Mario Gaspar tenia claras sus intenciones al golpear el balón: “Cuando he contactado con el balón sabía que iba para dentro. Después me he quedado tumbado porque no me lo creía. Es un gol soñado, en mi tierra”, concluyó.