Neymar no se olvida de Barcelona

El brasileño, que salió de la Ciudad Condal rumbo al PSG en el 2017, estaría dispuesto a hacer todo lo
posible por regresar cuanto antes al lado de Messi y Suárez.
Ya se intentó en verano, pero tanto en el próximo mercado de invierno como a partir de junio del
2020 Neymar Junior seguirá tratando de regresar al FC Barcelona. Parece que el brasileño anhela la
entidad en la que fue campeón de la Champions League en el 2015 y espera regresar en las próximas
ventanas para volver a aspirar, entre otras cosas, al Balón de Oro.

No será sencillo, pues como ya ocurrió en el verano el París Saint-Germain no dejará escapar a
cualquier precio a un jugador por el que pagó 222 millones de euros en su momento y que es la pieza clave de su proyecto. Junto a Kylian Mbappé, ambos son los futbolistas que deben tirar del carro de los franceses en la temporada para ser una de las mejores apuestas en UEFA Champions League de cara a ser un candidato al título, algo que parece no ser así en estos momentos, ya que hay equipos mejores colocados según los pronósticos.

Cuestión de mucho dinero

Allí, en París, Neymar no ha jugado como se esperaba de él y por eso la entidad presidida por Nasser
Al-Khelaifi vería con buenos ojos un traspaso que, eso sí, les interesara económicamente hablando y
por lo tanto cumpla con unos requisitos muy altos.
Por el momento Neymar y sus asesores, que son muchos y muy buenos, siguen forzando una marcha
que no llegó a producirse en verano. El regreso del brasileño al Camp Nou parece cuestión de tiempo
y de números, los que han de echar en Can Barça para que el sueldo del jugador y el montante de la
operación cuadren con su caja.

Al mejor Neymar se le vio en Barcelona

Lo que está claro es que allí Neymar vivió sus mejores momentos como futbolista. Además del
triplete logrado en la temporada 2014-2015, el jugador carioca cerró su participación en las cuatro
campañas que allí estuvo con 186 partidos, en los que anotó 105 goles y repartió 77 asistencias.
Todo eso le valió para ser tercero en el Balón de Oro en 2015 y 2017, siendo el único jugador que
podía hacer sombra en ese momento a Cristiano Ronaldo y a Lionel Messi. Ahora, ha perdido mucha
comba y varios son los nombres que le han superado en ese reto de ser nombrado el mejor del mundo, aunque sea por un año.

Por todo esto, así como por la amistad que aún le une a Messi o Luis Suárez, con quienes compartía
delantera en esos años en la Ciudad Condal, parece que Neymar quiere regresar a Barcelona para
acabar lo que empezó en 2013 y no pudo terminar con su marcha inesperada a París. Es consciente de que si quiere que los focos mundiales del fútbol vuelvan a alumbrarle debe estar en una liga
competitiva y en uno de los mejores equipos del planeta y todo eso se lo da un Barça que podría juntar una punta de ataque histórica con su compra.