¡RANKING! | Top 10 de las peores locuras arbitrales de la historia

¡Vota esta entrada!
43 votos | Promedio: 2.9

colina

Los árbitros, a veces, suelen ser los máximos protagonistas de un encuentro por sus fallos que benefician a unos y perjudican al otro. Pero en este caso queremos repasar las locuras mas surrealistas e insólitas que se recuerdan en la historia del deporte rey.

10. ¡Ni una copa más!

Este insólito hecho ocurrió en Bielorrusia, cuando el personaje de amarillo quiso arbitrar un partido de la Liga Infantil de Fútbol totalmente borracho. ¡Casi sale a pedradas de allí!

9. Esto es lo que llaman, “salir del clóset”

Este referí parece más un miembro del prestigioso Ballet Ruso que un colegiado de una Liga Oficial de Árbitros.

8. ‘El exagerado’

Ese árbitro cruzó la delgada linea entre la “mano dura” y la locura, cuando decidió echar a un total de DOCE jugadores durante un partido. Claro que después de ver estas imágenes, la verdad es que cualquiera en su posición bien podría haber hecho lo mismo.

7. Errar es de humanos

Luego de tirar un tiro libre, Ronaldinho le hace un reclamo al arbitro por haberle sacado tarjeta amarilla a su compañero. Este, enfadado (y sin darse cuanta) le enseña la roja al brasilero que no lo puede creer. El arbitro al darse cuenta de su error, rectifica y con una sonrisa le saca la amarilla.

6. ‘El arbitro generoso'

¡No, no es un chiste! En pleno partido, el juez central le dio a escoger a un jugador que tarjeta quería recibir por su infracción. ¿Adivina cual escogió?

5. Nada profesional

Pocas cosas son capaces de generar tanta desesperanza en un equipo, que ver al árbitro del partido celebrar eufórico una anotación del cuadro rival. Pues bien, esta extraña situación sucedió en un partido entre el Tottenham y el Aston Villa, cuando el juez del compromiso salió corriendo efusivamente cuando los ‘Spurs’ anotaron el primer tanto.

4. Lo peor de todo es que no es la primera vez…

3. “La venganza no es buena” 

Una falta totalmente involuntaria (pero muy graciosa) por parte de un jugador sobre el juez del compromiso, motivó a este último a enseñarle la tarjeta roja. Claro, en tono de broma.

2. “Al carajo, voy a jugar”

Debe ser frustrante pasarse la vida en una campo de fútbol sin poder tocar el balón. Por eso durante un partido amistoso este árbitro no se aguantó y decidió tomar partido en el juego. Aunque, eso si,no la paso bastante bien.

1. Con alma de boxeador

Una agresión a un árbitro es causa de expulsión, o en el caso de este desdichado jugador, una trompada directo a la cara. Es indudable que el señor de playera azul debió dedicarse al boxeo en lugar del arbitraje.