Pero la respuesta a Piqué no fue la única polémica que sembró el delantero del Real Madrid y es que también dijo gustarle más el juego del Real Madrid que el del FC Barcelona, por el motivo de tratarse el del equipo de Zidane de un juego más directo cuando tienen la pelota en los pies.