Robinho no entiende de pactos y clasifica a Brasil primera de grupo

Robinho Brasil

Brasil se clasificó gracias en parte a un gran Robinho

El empate entre Brasil y Venezuela que clasificaba a ambas y dejaba fuera a Colombia se esfumó en el aire ante las urgencias brasileñas por lavar su imagen y dedicarle un triunfo a Neymar, que lejos de perjudicar al equipo le hizo ser un bloque con más asociación y capacidad combinativa.

Dominio aplastante de un Brasil sin Neymar

Dunga sustituyó a la estrella Neymar por Robinho. Cualquier análisis de Robinho tiene dos enfoques, el del jugador al que la etiqueta de ‘nuevo Pelé’ acabó por tumbar o el del que ha tenido una trayectoria tan prolífica que aún le hace ser un futbolista interesante. Su primer tiempo desde luego evidenció que aún tiene fútbol y que a poco que lo acompañe con ganas, como ante Venezuela, merece la pena disfrutar de él.

Los de Dunga fueron muy superiores a la vinotinto en 45 minutos de alto nivel. Thiago Silva materializó ese dominio a los nueve minutos con una preciosa volea a la salida de un córner y Brasil, lejos de especular con el resultado, buscó más. Por orgullo propio, por prestigio y por la necesidad de devolver la ilusión a su gente, demasiado castigada últimamente por decepciones en las grandes citas.

David Luiz Brasil

David Luiz realiza un acrobático remate en el Brasil – Venezuela

Robinho y William cogen los mandos de Brasil

Venezuela movió ficha tras el descanso y su doble cambio ofreció una apuesta demasiado arriesgada. Brasil aprovechó para despedazar a la vinotinto con una actuación estelar de Robinho y William, que en un desborde por banda izquierda sirvió en bandeja a Firmino el segundo tanto del partido.

Un libre directo ejecutado magistralmente por Arango permitió a Miku marcar tras el rechace de Jefferson. Y Venezuela se vino arriba. Agotó sus opciones y ensombreció el gran partido de Brasil con un final de partido inesperado. No fue suficiente, sin embargo, para completar la gesta venezolana.

Los mejores del encuentro

Robinho: si el jugador brasileño hubiera mantenido cierta regularidad sería de los mejores jugadores del mundo. Por desgracia, hace un partido bueno por cada 10 malos y esto no se puede permitir en un jugador de alto nivel. Muy participativo y asociativo.

Arango: buen partido del mediocampista. Aunque se vio superado en algunos momentos por la medular brasileña estuvo a buen nivel. Lanzó un tiro libre magistral que aunque no acabó en gol el rechace lo aprovechó Miku para acortar la diferencia.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios