El gran homenaje de Puyol a Ronaldinho

En los cinco años que Ronaldinho estuvo en el Barça dejó una huella imborrable. Consiguió hacer resurgir al club ganando dos ligas, una Champions League y dos Supercopas de España. Pero no solo fueron los títulos ganados lo que hizo que la gente se enamorara de él. Con su eterna sonrisa y su juego alegre entró en el corazón de todo aficionado al fútbol. Más tarde ficharía por el Milán y ya nada volvió a ser igual.

Pero en 2010, con motivo de la celebración del 45º edición del Trofeo Gamper, el ‘Gaucho‘ volvería a pisar el césped del Camp Nou. Antes de comenzar el duelo, los 75.000 espectadores ya habían hecho emocionarse al brasileño, pero el verdadero homenaje ocurrió al terminar cuando Carles Puyol tuvo un gesto muy emotivo. Cuando el capitán posaba con el trofeo, fue a buscar a Ronaldinho para que se hiciera la foto con todo el equipo y le regaló el trofeo.

¡¡UN GESTO A LA ALTURA DE UN GRAN CAPITÁN!!