La soberbia chilena de Raúl Jimenez que salvó a México

¡Vota esta entrada!
1 votos | Promedio: 5

Con apenas 22 años y cuando aun jugaba en las Águilas de América, Raúl Jiménez anotó un gol que dio la vuelta al mundo y salvó a su selección. México necesitaba una victoria obligada ante Panamá para tener opciones para clasificarse para el Mundial de Brasil 2014. El joven delantero realizó una obra de arte cuando enganchó el esférico con un remate acrobático espectacular que fue a parar a la redes de la portería. El mejor gol de su corta carrera que le daba a conocer en todo el planeta.

El golazo salvador de Raúl Jiménez

La clasificación de México para el Mundial de Brasil pendía de un hilo. Era el 11 de octubre de 2011 cuando en el Estadio Azteca se celebrara el penúltimo partido de clasificación entre los ‘tri’ y Panamá. Si no conseguía una victoria podría suponer una humillación historia. Una decepción para toda la nación.

Raúl Jiménez haciendo una chilena histórica

Raúl Jiménez haciendo una chilena histórica

Con el empate a uno en el electrónico y en el minuto 82 del encuentro, salto al campo un joven campeón olímpico. Toda la presión recaía en Raúl Jiménez para marcar el gol de la victoria. Y no defraudó. Apenas tres minutos después de pisar el césped anotó un gol histórico de una manera extraordinaria.

Mejor gol del año en la CONCACAF

Un centro sin aparente peligro de Fernando Arce fue a parar para Raúl Jiménez que se encontraba de espaldas a la portería. Vio como se elevaba el balón y sin pensarlo dos veces enganchó el balón con una chilena que sorprendió al mundo. El esférico se metió pegado a uno de los postes de la portería de Jaime Pacheco.

Raúl Jiménez chilena Panamá

El joven delantero celebra su golazo

El gol se convirtió en el mejor del año en la CONCACAF, permitió que México se metiera por undécima vez en un Mundial y dio a conocer a una joven promesa. Raúl Jiménez pasaba a la historia del país, se convertía en héroe y hacia feliz a los más de 100 millones de mexicanos que estaban pendiente de aquella mágica noche.

Dejar un comentario