Zlatan Ibrahimovic y su maldición en Champions League

La temporada 15/16 de Zlatan Ibrahimovic está siendo sensacional. Con 39 goles en 40 partidos disputados sigue siendo a sus 34 años uno de los mejores jugadores del planeta. El mismo ha reconocido que está mejor que nunca, y con la Ligue 1 totalmente sentenciada por el PSG, solo tiene una espina clavada, la Champions League. Una maldición que le persigue en todos los grandes clubs por los que ha pasado.

‘Nunca he estado mejor, nací viejo y moriré joven’

Esta fue la frase del delantero sueco cuando se le preguntó por la gran temporada que está realizando. Nadie duda de su calidad, de sus goles acrobáticos y de la magia que atesora en sus botas, pero hay una cosa que se le atraganta hace muchos años, la Champions League. Cuando las estrellas se juntan y el nivel sube, Zlatan no da tanto la talla.

Zlatan-Ibrahimovic_barça

Zlatan Ibrahimovic en su etapa en el Barça donde tampoco pasó de semifinales

Hasta la fecha ha jugado 117 encuentros en la máxima competición europea, siempre en grandes clubs: Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milán o PSG y en ninguna de las ocasiones ha llegado hasta semifinales. La duda es si a sus 34 años volverá a tener la oportunidad de superar ese peldaño.

La espina clavada de Ibrahimovic

Está claro que la Champions League no es su competición favorita. A pesar de tener buenos números habiendo marcado 49 tantos en todos sus encuentros, también tiene alguna anécdota negativa. El gigantón es, junto a Edgar Davids, el jugador más expulsado de la historia de esta competición.

expulsion ibrahimovic chelsea

El sueco es el jugador mas expulsado de la Champions

Siempre ha estado buscando la oportunidad de ganar el trofeo que le falta en sus vitrinas. Ya que en la competición domestica el caso es muy diferente. Y es que, Ibrahimovic, ha ganado 13 de las ultimas 15 ligas que ha disputado. La última de ellas con el PSG en una Ligue 1 que se sentenció a tres meses del final te la temporada.

ibrahimovic psg

Ibrahimovic esta haciendo una temporada espectacular en el PSG

Es muy extraño que una estrella de sus dimensiones por momentos parezca un estrellado. En las grandes noches, nunca se escribió su nombre. Una maldición que le persigue y ya no le quedan muchas oportunidades. Siempre nos quedará sus grandes goles, como la chilena ante Inglaterra, el eslalon de dibujos con el Ajax o sus múltiples remates acrobáticos.

Dejar un comentario