El trágico final de Morosini a una vida llena de lamentos

¡Vota esta entrada!
4 votos | Promedio: 3.5

Piermario+Morosini-italia

Hoy se cumple cuatro años de uno de los momentos más estremecedores vividos sobre un terreno de juego. El 14 de abril de 2012 fallecía Piermario Morosini después de caer desplomado sobre el césped. Un final que no se merecía a una vida llena de tristezas. Con apenas 25 años su historia llena de amargura sobrecogió al mundo entero y su huella todavía permanece sobre el Calcio.

La lucha por cumplir su sueño

Piermario Morosini nació en Bérgamo, y comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo del fútbol en la cantera del Atalanta. Aunque casi toda parte de su trayectoria se centraría en el Udinese donde nunca acabó de tener oportunidades, siendo una constante moneda de cambio para equipos de la Serie B como Vicenza, Reggina, Padova o Livorno.

morosini udinese

Morosini disputando un encuentro con Udinese

‘Moro’ era un jugador con un espíritu de lucha diferente. A pesar de su continua tristeza interior siempre luchó por conseguir su sueño de seguir jugando al fútbol. Cuando estaba sobre el terreno de juego todo quedaba en segundo plano y se olvidaba de lo dramática que había sido su vida.

Vida llena de lamentos

Su carácter alegre era una realidad diferente a lo que Morosini había tenido que sufrir durante su adolescencia. Con 15 años murió su madre Camila, y solo dos años más tarde también su padre Aldo. El italiano se quedó como cabeza de familia de sus dos hermanos discapacitados, Francesco y Carla María.

Sin apenas tiempo de asimilar la tragedia de sus padres, Francesco decidió quitarse la vida, Dejando a Piermario sumido en una profunda tristeza, pero sabiendo que tenía que seguir luchando por cuidar de su hermana y de cumplir su sueño.

camiseta morosini

El mundo del fútbol se conmovió con la noticia

Los golpes que sufrió le ayudaron a coger fuerza por Carla María, ya que era el único familiar que le quedaba. Además, aseguró que tras las grandes pérdidas, él se encargaría de poner más ímpetu en los sueños que hubieran querido cumplir sus padres y hermano. Decidió vivir con una sonrisa sobre su rostro.

El trágico final de Morosini

Todo terminó un 14 de abril de 2012. Era la jornada 35 de la Serie B y su equipo, el Livorno, se enfrentaba al Pescara que por aquel entonces contaba en sus filas con grandes jugadores como Insigne, Verratti e Inmobile. Ninguno de ellos pensaba que ese partido seria recordado por todos como el peor de sus vidas.

Piermario Morosini Marco Verratti

Piermario Morosini pelea un balón con Verratti en el partido que le costaría la vida

Se cumplía el minuto 31, el Livorno ganaba por 2-0 gracias a los goles de Dionisi y Belingheri, cuando llegó la tragedia. Morosini intentó hacer una ayuda defensiva cuando cayó sobre el césped. Intentó levantarse hasta en dos ocasiones, pero volvió a desplomarse hasta que su cuerpo acabó inmóvil sobre el verde.

morosini muerte

Momento en el que el joven italiano cae fulminado al cesped

Cuando un jugador cae de tal manera se espera lo peor. Los médicos de campo salieron rápidamente a realizarle los masajes de reanimación y lo metieron en la camilla de la ambulancia. Sus compañeros quedaron aturdidos y llorando desconsolados ante la trágica imagen que acababan de presenciar.

morosini medicos

Los médicos atienden a Morosini en el mismo terreno de juego

Piermario Morosini fallecería en la propia ambulancia a la edad de 25 años por un paro cardíaco. La noticia conmovió a todo el fútbol italiano. La vida de un futbolista que había luchado contra las adversidades, se apagó en un instante, dejando ese ambiente amargo sobre el deporte.

Homenaje y el gesto de Di Natale

homenaje morosini

Di Natale y sus compañeros homenajean al fallecido

Tanto el Livorno como el Vicenza decidieron retirar el numero ‘25’ que él siempre había llevado en su espalda tras una ceremonia de despedida. Y su hermana Carla María, no quedaría desprovista de apoyos y cuidados gracias a Di Natale, Udinese y Atalanta. Así lo expresó Antonio Percassi, presidente del Atalanta:

Es mi deber cuidar de Carla María. Ella no deberá preocupare por nada. Será para siempre parte de nuestra familia.

Morosini nos dejó haciendo lo que más le gustaba, sobre el césped, dejando un motivo de conciencia y de cuidado hacia los deportistas Su espíritu siempre quedará en la memoria del Calcio. El ya retirado Angel Di Natale, nos dejó algunas de las frases más sentidas hacia su compañero:

Mario era como un hermano para mí, le apreciaba de modo especial porque era un chico estupendo que había sufrido mucho.

Este articulo va dedicado también a Antonio Puerta, Mikhlós Fehér, Vivien Foe… y a todos aquellos futbolistas anónimos que nos dejaron haciendo lo que más feliz les hacía, el FÚTBOL.

fallecidos futbol

Allí donde estéis os recordamos con nostalgia.

DEP

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.