Hat trick de Messi para asaltar el liderato

El F.C. Barcelona se llevó los 3 puntos con mucha claridad, con un Leo Messi que marcó la diferencia frente a un Granada que jamás tuvo opciones de sacar algo positivo de Barcelona. El argentino anotó su primer hat trick del curso presente y Neymar cerró la goleada. Aleix Vidal comenzó como titular y dejó una agradable impresión. Arda asimismo intervino en múltiples ocasiones de tanto.

Messi adelanta la fiesta del Balón de Oro

Al mejor jugador del planeta y si se hace justicia, próximo Balón de oro, le da lo mismo la zona del campo en la que se halle, influye al límite tanto en la zona de creación como en la de definición. Tras entregar un pase primero sobre el desmarque de J. Alba, sumó 2 tantos tantos prácticamente de forma sucesiva para cerrar el choque cuando apenas había pasado una cuarta parte de hora.

El ‘Lucho' había contado por vez primera con Aleix Vidal y Arda en el once titular. El primero dejó buenas sensaciones y el segundo mejoró las que dejó frente al Espanyol. De esta manera, el turco asistió primero a Messi en el tanto inaugural y minutos después intervino a la perfección en un tanto sin tocar el balón. De este modo, en el estreno de Messi recibió al lado del pico del área para poner un perfecto pase a La Pulga que no excusó.

Uno de los goles de Leo Messi al Granada

Uno de los goles de Leo Messi al Granada

Los focos asimismo se fijaban en Aleix Vidal. El ex- del Sevilla sorprendió por la derecha, llegó hasta la línea de fondo con riesgo y en defensa cerró tanto a Rochina, el mejor del Granada, como a Success. Debe proseguir cogiendo minutos de competición, mas Alves, vitoreado en grande por los seguidores culés, no puede despistarse si desea continuar teniendo exactamente los mismos minutos como hasta el momento. El brasileiro ya tiene una competencia clara en el carril derecho.

La MSN, el mejor ataque del planeta

No es preciso que la MSN muestre su mejor versión. En un fútbol con tantos partidos, los noventa minutos de cada partido no se disputan con la máxima intensidad. Es algo normal y perdonable. A veces, esta pérdida de tensión es un lujo que se puede abonar costoso, incluso cuando se trata de futbolistas de la talla de Messi, Suárez o bien Neymar, se puede permitir.

En este sentido, Neymar controló el cuero por la izquierda, cambió el juego sobre la llegada de un Suárez que de primeras, asistió a un Messi que solo debió empujar. No había fuera de juego por el medio, y al Granada le aguardaban sesenta minutos larguísimos por delante.

Messi y Ardan ya se entienden en el campo

Messi y Ardan ya se entienden en el campo

En el segundo acto, Messi prosiguió a lo propio. Probó de nuevo que el Balón de Oro debe acabar en la vitrina de su casa. Es verdad que los tantos de esta ocasión no fueron maradonianos como en otras ocasiones, mas son de una ambición plena. A los balones que muchos no van, Messi los busca y los devora. Neymar se encontró con el poste en su remate y el argentino procuró el cuero para mandarlo en el fondo de la red. En plena duda de si Doria tocó el cuero o bien no, esta vez no hay duda alguna. El tanto acaba en el casillero de Messi.

Por último, con todo decidido, Neymar dejó su sello para ahuyentar los pocos espectros que había su alrededor ante su sequía goleadora. El brasileiro, en una semana bien difícil siendo llamado a declarar frente al juez, pudo sacar una sonrisa al rematar en el segundo palo en el fondo de la red.

De esta manera, tras unos días de tensión, la calma vuelve a Barcelona a base de tantos culés. Vamos a ver lo que dura frente al derbi que se disputará en Cornellá – El Prat la semana próxima.

Dejar un comentario

10 comentarios