El tiro libre paranormal del brasileño Geraldao

¡Vota esta entrada!
104 votos | Promedio: 2.7

Existen goles que por mucho tiempo que haya pasado desde que se marcaron, incluso por mucho que no conozcamos a su autor, merecen ser recordados. Geraldao, un jugador brasileño, consiguió anotar uno de esos goles que no parecen reales. Un chut de falta donde el esférico es capaz de hacer una parábola y parece que el balón tenga control remoto.

El gol imposible de Geraldao

El 24 de septiembre de 1986 se enfrentaban en un partido de la Liga Brasileña el Piauí y el Cruzeiro en un partido que no pasaría a la historia por su resultado. El equipo visitante acabó ganando con facilidad por 3 a 0, pero un gol anotado por Geraldao quedó grabado en los aficionados que se encontraban en el estadio.

Geraldao posa con un compañero de equipo

En el minuto 8 de encuentro se produce una falta fuera del área a favor del Cruzeiro. El libre directo no parecía que tuviera el menor peligro porque estaba muy escorado y a unos 3 metros del área. El encargado de golpear el balón seria Geraldao, que dejaría sorprendidos a todos con su golpeo imposible.

Geraldao durante un partido con el Gremio

El brasileño, con una potencia inigualable, golpeó el esférico con el exterior de su pierna derecha. Y entonces ocurrió algo impensable: el balón cogió una trayectoria indescriptible, como si estuviera dirigido por control remoto, y tras una parábola espectacular fue a parar dentro de la portería.

Las bombas inteligentes

El que fuera jugador del Cruzeiro, Porto y PSG en la década de los ochenta y noventa era todo un especialista en los tiros libres de larga distancia y había marcado goles increíbles desde posiciones muy lejanas.

Gol de Roberto Carlos ante Francia 1997

Roberto Carlos lanza la falta que acabaría en un autentico golazo

Pero no es el primer gol de este tipo que hemos podido ver en nuestra web. Conocemos otros goles imposibles de falta directa como el que anotó Roberto Carlos contra Francia con un efecto endiablado. Una falta desde muy lejos ejecutada de una manera sublime.

Dejar un comentario