Robben y su volea de la venganza al Manchester United

¡Vota esta entrada!
2 votos | Promedio: 3.5

Arjen Robben por fin se cobró venganza de la final de Champions perdida en el año 1999 contra el Manchester United cuando apenas faltaban dos minutos. Una volea desde fuera del área del holandés les dio el pase a semifinales de  la competición cuando lo tenían todo perdido. Un gol espectacular de una precisión inigualable.

Robben da la clasificación al Bayern

El 7 de abril de 2010 se enfrentaban en la vuelta de los cuartos de final de la Champions League el Manchester United de Alex Fergursson y el Bayern de Múnich de Louis Van Gaal. ‘El Teatro de los sueños’ esperaba que su equipo remontara el 2 a 1 en contra de la ida en Alemania.

Robber

Arjen Robben golpea el balón con una volea increible

No pudo empezar el partido mejor para el equipo local, que se puso por delante con un 3 a 0 gracias al gol de Gibson y a un espectacular doblete de Nani. Pero justo antes del descanso, un tanto de Olic hacía presagiar lo peor a los ingleses.

Robben Manchester

Robben celebra el gol que le daba la clasificación al su equipo

Un gol del Bayern le daba la clasificación, y Arjen Robben fue el artífice del milagro. Y de qué manera. Un córner sacado desde la izquierda en el minuto 74 por Frank Ribery lo enganchó el holandés desde fuera del área con un preciso zurdazo que entró pegado al palo de Van der Sar.

Venganza del Bayern al United

Bayern de Múnich y Manchester United se volvieron a enfrentar 9 años después en uno de los duelos más atractivos de las eliminatorias de Champions League 09/10. Los alemanes intentarían vengarse de aquella final que perdieron en el año 1999 cuando la tenía ganada.

En aquella final, y pese a haber sido muy superior, el equipo de Hitzfield solo tenía la ventaja de un gol de Bassler a los 5 minutos de encuentro. En el tiempo de descuento, dos córners a favor del equipo de Fergusson provocaron un final épico.

Final 99

Famoso gol de Solksjaer en el último segundo

En apenas dos minutos, primero Sheringham y más tarde el noruego Solskjaer remontaron el partido y se hicieron con el máximo trofeo continental. Una final increíble que acabo de la peor manera posible para el conjunto bávaro.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario