George Weah y su letal cabalgada de campo a campo

George Weah fue el mejor futbolista de la historia de África. Fue el primer jugador no europeo en ganar un Balón de Oro. El libanés era un futbolista increíble, con una potencia con el esférico fuera de lo normal. Muestra de ello es el gol que anotó al Verona recorriéndose todo el terreno de juego con el balón y marcando un gol para la historia.

George Weah contra todos

Para rememorar el golazo de ‘La Pantera Negra’ nos tenemos que situar en un 8 de septiembre de 1996.  La Serie A acaba de comenzar y el Milán de Óscar Tabarez se enfrentaba en San Siro al recién ascendido Hellas Verona. El equipo ‘rossonero' no había comenzado bien la temporada y necesitaba una victoria para disipar las dudas.

George Weah Verona

George Weah define ante el portero después de su gran jugada

El partido no comenzó bien para el equipo local, que llegaría al descanso perdiendo. Sin embargo, en la segunda parte conseguiría darle la vuelta al marcador con el doblete de Marco Simoni, el gol de Roberto Baggio y el memorable tanto de Weah.

George Weah y Roberto Baggio

George Weah y Roberto Baggio celebran el golazo del africano

En el minuto 86, tras un córner a favor del Verona, el ‘9’ liberiano controló el balón en área propia. Y echó a correr. A partir de ahí, y sin notar el cansancio en sus piernas, recorrió 90 metros a una velocidad de vértigo con el balón controlado. Dejó a siete rivales con una potencia increíble y cuando llego a portería definió con gran calma ante Gregori.

Balón de Oro en 1995

George Weah se convirtió en 1995 en el primer jugador no europeo que ganaba el Balón de Oro. Aquel año se cambiaron las normas para que cualquier futbolista del mundo que jugase en Europa pudiera optar al premio. Weah todavía sigue siendo el único jugador africano que lo ha ganado.

George Weah Balón de Oro

George Weah posa con el Balón de Oro ganado en 1995

Sus méritos fueron extraordinarios, ganó la Copa y la Supercopa de Francia con el PSG y posteriormente con el Milán. Un jugador brillante del que destacaba su potencia, enorme zancada y su capacidad rematadora. Un verdadero ídolo africano.

Dejar un comentario

3 comentarios