Los 3 goles de cabeza más lejanos de la historia

Palermo Cabeza

Hoy en la sección de Golazos queremos enseñaros un curioso ranking. Estamos acostumbrados a ver golazos desde medio campo o desde su propia portería como el de Asmir Begovic, pero hoy os queremos sorprender con los 3 goles más lejanos hechos con la cabeza. Todo un verdadero espectáculo de salto y potencia.

Ryujiro Ueda (58 metros)

El gol marcado por el japonés está en las clasificaciones extraoficiales considerado como el golde cabeza más lejano de la historia. Aunque existen muchas dudas con el que os mostraremos a continuación.

Ryujiro Ueda daría la victoria a su equipo en 2011 en un partido de la liga japonesa entre el Fagiano Okayama y el Yokohama FCParece imposible pero un saque largo del portero del Yokohama que pasó el medio campo lo interceptó con la cabeza imprimiéndole tal fuerza que acabó por colarse en la portería.

Jone Samuelsen (57 metros)

El noruego marcaría un gol desde más atrás de la mitad de cancha. Juzguen ustedes mismos cuál de los dos goles es más lejano, ya que dependiendo de las dimensiones del campo puede variar. Con su gol en septiembre de 2011, Samuelsen daba la victoria a su equipo  (Odd Grenland) ante el Tromso por 3 a 1. La sorprendente jugada se inició tras un córner a favor del Tromso.

El portero rival había subido a rematar, y tras un par de despejes y con el guardameta fuera de su portería, el balón llegó con fuerza a la cabeza de Samuelsen al que le rebotó y se fue a parar a las mallas. El noruego prefirió ser humilde y aseguró que “no pretendía marcar” sino que “era un despeje“.

Martin Palermo (40 metros)

Quizás no fue el más lejano pero se puede apreciar que el remate de Palermo sí que es intencionado hacia la portería. No fue un rebote, al argentino le llegó la pelota a 40 metros de portería y remató con toda la intención para marcar el gol.

Fue en un partido en 2009 disputado en “La Bombonera” entre Boca Juniors y Velez Sarsfield y que acabaría ganando el equipo local por 3 a 2. En un mal despeje de German Montoya el balón llegó a Palermo, que no dudo en cabecear desde semejante distancia. Para aquellas fechas el gol del argentino entraba en el Libro Guinness de los Récords.

Dejar un comentario

2 comentarios