Messi no calla: ojo al mensaje a Cristiano Ronaldo, Zidane (y al Barça)

Hasta que apareció Messi. Encarriló el encuentro con el segundo gol y firmó una diana que pasará a la historia del futbol como uno de los mejores tiros libres de la historia. Algo solo a la altura del mejor futbolista del mundo.

Pero la imagen que dejó el combinado culé no fue nada positiva. En especial, al comienzo de la segunda mitad, que fue un monólogo del equipo ‘red’, que pudo dejar sentenciada la eliminatoria.

Al final, lo mejor es el resultado. Todo se verá en Anfield, donde Messi tiene claro que hay hasta tres futbolistas que no pueden jugar si quieren sellar su billete a la final.

ictoria contundente del Barça ante el Liverpool, que pone muy de cara la presencia de los azulgranas en la final de la Champions League, a pesar de que el tres a cero es tan abultado como engañoso.

Luis Suárez adelantó al equipo de Valverde en el minuto 26. Con ese marcador se llegó al descanso, y, tras la reanudación, se pudo ver un vendaval de los ingleses, que estuvieron cerca de anotar.

El primero, lógicamente, es Coutinho. El brasileño tuvo una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa, después de unas últimas actuaciones que invitaban al optimismo. Pero desapareció cuando más lo necesitaban.

El ‘7’ hizo el ridículo, ganándose los pitos e insultos de la afición hasta ser sustituido en el minuto 60. El otro gran señalado es Sergi Roberto, que le ganó la partida a Semedo para ser el lateral derecho titular.

Y con el de Reus, la banda izquierda del Liverpool fue una autopista. Hacían lo que querían mientras el canterano culé trataba de disimular sus carencias. Pero no había manera. El internacional español no puede jugar en las grandes citas en esa demarcación, en la que sufre lo indecible.