El tapado de Florentino Pérez para la defensa se destapa: el galáctico de los 70 millones

Florentino Pérez trabajaba, y trabaja, en silencio para lograr la contratación de uno de sus grandes sueños para reforzar al Real Madrid: David Alaba, jugador del Bayern de Múnich.

El austríaco quiere salir de la Bundesliga a toda costa para emprender nuevos retos. En Alemania, ya ha ganado todo lo imaginable y cree que, a sus 26 años, está en la edad perfecta para probar fortuna en el extranjero.

El club bávaro ya se ha cubierto las espaldas con el fichaje de Lucas Hernández, que llegará desde el Atlético de Madrid a cambio de unos 85 millones de euros, casi nada. Alaba teme que le robe el puesto y ya ha mandado un mensaje a Florentino y Zidane: sacadme de aquí.

David también sueña con jugar en el Real, donde entiende que tiene más posibilidades de alzar la Champions League que en Múnich. En el Allianz Arena ya ganó una, en 2013, pero desde entonces no ha estado ni cerca de volver a conseguirlo, como se ha reflejado este año, en el que han caído en octavos de final.

El Madrid le ofrece un sueldo de estrella, de unos 10 ‘kilos’ al año, y el puesto de lateral zurdo titular asegurado: Marcelo se irá a la Juventus con Cristiano Ronaldo y Reguilón no acaba de convencer a ‘Zizou’.

Para lograr la incorporación de Alaba, Pérez ya prepara la cartera: 70 millones es lo que ofrece por un futbolista que también puede actuar en el eje de la zaga y en el mediocampo, lo que daría muchas alternativas al equipo.

En Múnich no pondrán facilidades, pero quieren dar un lavado de cara a la plantilla y ningún crack es intransferible. Alaba no es la excepción.