El fichaje de Solari al que Zidane ya ha invitado a salir (y Florentino no sabe qué hacer)

¡Vota esta entrada!
2 votos | Promedio: 2.5

El Real Madrid en invierno no hizo la apuesta que todos esperaban por un futbolista que pudiera darle un toque distinto al ataque para los compromisos que aún quedaban, y en donde el equipo blanco se encontraba con vida para ese entonces.

Causó sorpresa que el fichaje invernal fuera Brahim Díaz, un joven futbolista del Manchester City que Pep Guardiola iba llevando de a poco y que, en los meses previos a su llegada al equipo blanco, estaba teniendo excelentes actuaciones, sin embargo, su puesto estaba comprometido en ese equipo al tener una gran competencia.

La aprobación de la llegada la dio Solari, asegurándole a Díaz que tendría los minutos que no estaba encontrando en la Premier League. En los primeros partidos parecía que la palabra del argentino si tenía valor, ya que le empezó a dar rodaje, incluso delante de un Isco que en condiciones normales estaba delante de él en la rotación.

Todo esto al parecer era una ilusión, debido a que el joven jugador empezó a quedarse fuera de las convocatorios y dejó de ser tomado en cuenta cuando los partidos se contaban por derrotas.

En este nuevo ciclo, Zidane ha dado a entender que no cuenta con Brahim Díaz, siendo sincero como es costumbre en él, por lo que espera acordar una sesión para que el futbolista no pierda minutos en esta etapa formativa en la que aún se encuentra.

Todo termina recayendo sobre Florentino Pérez que está pensando vender al ex futbolista del City, pero una decisión de este tipo no solo dejaría en evidencia la mala decisión inicial de ficharlo, sino que significaría una pérdida de dinero, al no encontrar un comprador que pague al menos los 12 millones de euros que empleó la casa blanca en su momento para que el mediocampista ofensivo se pusiera la camiseta merengue.