La enganchada de Messi con Arturo Vidal que ensucia (aún más) el Athletic-Barça

En San Mamés se vio la peor versión del Barça esta temporada. El conjunto del Txingurri Valverde no supo cómo ganar al Athletic Club en ningún momento y notó en demasía que Leo Messi no está del todo recuperado de su lesión. Solo un Marc-André Ter Stegen estratosférico salvó a los azulgranas de una derrota que hubiese sido lo más justa ante el conjunto de Asier Garitano.

Uno de los señalados fue el centrocampista chileno Arturo Vidal, quien tuvo su peor actuación como jugador del Barça fallando acciones muy fáciles imcomprensibles de fallar para un jugador profesional y mucho más para un futbolista del Barça, donde la precisión es la marca de la casa. Eso le sirvió para ser cambiado al inicio de la segunda mitad tras volver a errar una vez más.

Sin embargo, lo peor de Arturo Vidal lo vivió al descanso cuando Leo Messi le leyó la cartilla. El capitán argentino separó al chileno de sus compañeros y le pidió al bravo jugador que se tranquilizara, que jugara fácil y no se complicara ni se preocupara en exceso de los fallos que había tenido en el primer tiempo. Pero, para desilusión de Messi, el chileno continuó en su mal momento en el segundo tiempo. El Barça echó de menos a Arthur, y Messi el que más.