Florentino Pérez responde al fichaje de Murillo por el Barça con una bomba en el Kashima-Real Madrid

¡Vota esta entrada!
3 votos | Promedio: 2.3

Victoria apretada del Real Madrid ante el Kashima Antlers. El equipo de Solaricumplió con los pronósticos y estará en la final del Mundial de Clubes, donde le espera el Al Ain.

Un gol de Bale al borde del descanso adelantó a los blancos, que apenas habían inquietado la portería contraria. Gol psicológico que allanó el partido, que se acabó de despejar en la segunda mitad con otro gol del galés tras un error garrafal de la defensa nipona y un gran disparo cruzado para colocar el tres a cero en el marcador. El gol del Kashima al término del partido, eso sí, evidenció que el Real sigue lejos de ser un equipo fiable.

Pero la gran noticia del día es, sin duda, la incorporación de Jeisson Murillo al Barça,que se hará oficial en breves. Messi ve así cumplida su petición de reforzar la retaguardia tras las lesiones de Vermaelen y Umtiti.

Un fichaje, el de Murillo, que ha encendido a Florentino Pérez. El presidente del Realno se queda quieto y ha activado una operación galáctica: Adrien Rabiot.

El crack del PSG finaliza contrato en junio, no renovará y ha sido castigado por el club francés, que le mandará a la grada hasta que salga del equipo. El Barça tenía encarrilada su llegada, pero el Madrid ha irrumpido con fuerza.

Florentino tiene mejor relación con el Paris Saint-Germain que el Barcelona, que tras el traspaso de Neymar rompió todos los contactos con el jeque. Pérez ya tiene un acuerdo con el equipo de Tuchel. 20 millones en enero.

Una cifra a la que el club culé no está dispuesto a llegar. Su límite está en 10+5 en varibles. El Madrid ha aprovechado el despiste de la directiva azulgrana, que se encontraba negociando por Murillo, para cerrar el trato con el PSG y convencer a Rabiot.

El galo prefiere recalar en el Camp Nou, pero Florentino ha puesto sobre la mesa una oferta mejor, tanto para el club como para el jugador, al que ofrece una ficha de 10 ‘kilos’ netos por temporada, una prima de fichaje de otros 10 millones y un rol importante en el equipo.

Bombazo. Rabiot apunta al Santiago Bernabéu.