Messi estalla en el Barça-Betis (y corta cabezas): a la calle (y hay sorpresas)

El Barça ha dejado escapar tres puntos valiosísimos en el Camp Nou ante el Real Betis en un partido en el que no ha dominado en ningún momento y se ha visto superado con creces por el conjunto de Quique Setién, uno de los nombres que suenan con fuerza para suplir a Ernesto Valverde en el Barça la temporada que viene. El 3-4 es un reflejo de la locura que se vivió en el estadio azulgrana.

Leo Messi fue el jugador que más lo intentó junto a Gerard Piqué y tras el encuentro se le pudo ver muy enfadado con varios de sus compañeros y sobre todo con el entrenador azulgrana Ernesto Valverde, quien se vio superado por un Quique Setién que hizo que el Betis jugara como está acostumbrado a hacerlo el Barça. Los andaluces dominaron los tiempos del juego y no dieron opciones a los azulgranas.

A Messi tampoco pareció gustarle la actitud de los jugadores del centro del campo, quienes quedaron retratados en el segundo gol como la jugada más vistosa, donde ninguno de los miembros de la medular bajó a defender una acción que acabó con seis futbolistas del Betis en el área azulgrana.

Además parece que el cambio de Arturo Vidal gustó menos a Messi, aunque a la postre acabó siendo importante en el intento de remontada, al argentino le molestó que Valverde traicionará el juego azulgrana con un jugador de otro corte y tampoco sentara a Rakitic en lugar de Busquets. A la postre el croata acabaría siendo expulsado y se perderá el partido ante el Atlético de Madrid. Las risas de Arturo Vidal a la finalización del encuentro no fueron un plato de buen gusto para un Messi que estaba más enfadado que de costumbre en las derrotas.