¿QUIÉN LO DIJO? “Solo los extraterrestres nos ganarían a Messi y a mí juntos”

¡Vota esta entrada!
36 votos | Promedio: 2.5

En los últimos días, el eternamente carismático Ronaldinho ha repasado en distintos medios momentos que aún hoy en día hacen esbozar una sonrisa a todos aquellos aficionados del Barça que se echaban las manos a la cabeza con su juego. Que disfrutaron de una época inolvidable a lomos de un jugador incomparable.

Cerca, muy cerca, pudo comprobar los primeros pasos en la primera plana de Leo Messi. En el primer gol del '10' -entonces el '30'-, ambos futbolistas se abrazaron en una imagen que fue significativa. Rey y heredero, profesor y maestro. Ahora, en pleno 2018, el que se pone a los pies del otro es Ronaldinho.

“Solo los extraterrestres podrían ganarnos a Messi y a míjuntos”, contó entre risas el brasileño, cuestionado por cómo hubiera sido una etapa con los dos a pleno nivel. Nunca llegó a producirse, ya que el bajón de rendimiento y físico del brasileño coincidió con la eclosión de Leo Messi.

La influencia de Ronaldinho en el Barça actual es total. Con su fichaje, el club no se hizo solo con un futbolista. También fue icono, líder, imagen de marca. Lo fue todo, cambió el paso de un equipo que no pasaba por su mejor momento y que encontró en él la fórmula mágicapara regresar a la senda de los títulos.

“Fue una época de mucha alegría, nos divertimos tanto fuera como dentro del campo. Cada uno tiene su filosofía de vida y yo tenía claro que quería divertirme”, confesó ‘Dinho', que jamás podrá olvidar su primera gran noche de azulgrana, ante el Sevilla y en un duelo a medianoche: “Fue un momento histórico. Recuerdo el gol, mi primer gol. No me acuerdo qué hicimos después del partido, creo que fuimos a casa”.

Ronaldinho se quedó con las ganas de jugar “en el Barcelona de Guardiola”, aunque ni la mente prodigiosa de Pep ni los pies de fantasía del brasileño hubieran asegurado con certeza la gloria: “Hay veces que grandísimos entrenadores tienen grandísimos jugadores y las cosas no salen bien. Nunca se sabe”.