Lío en el vestuario de la Roja: Sergio Ramos no se muerde la lengua tras el empate ante Marruecos

¡Vota esta entrada!
18 votos | Promedio: 3.3

Sergio Ramos, el capitán del Real Madrid, se puso serio tras un encuentro en el que la selección española volvió a mostrar una muy mala imagen sobre el terreno de juego y empató con suspense ante Marruecos (2-2). El conjunto que dirige Fernando Hierroempató in extremis una selección de Marruecos que ya estaba eliminada de antemano y se vio beneficiada por el empate de la Portugal de Cristiano Ronaldopara meterse en los octavos de final como líder de grupo. Así, los que se esquivará a la Uruguay del azulgrana Luis Suárez, el rojiblanco Diego Godín y el punta del PSG Edinson Cavani. El madridista Isco igualó un primer tanto de Marruecos y un gol de espuela de Iago Aspas, invalidado inicialmente por fuera de juego pero concedido tras consultar el VAR, significó el empate definitivo.

El capitán del Real Madrid dio un puñetazo sobre la mesa y arengó al resto de sus compañeros para que se pongan las pilas. Sergio Ramos recalcó que no puede ser que una selección del nivel de una España que cuenta con jugadores de la talla del madridista Isco, el azulgrana Andrés Iniesta o el rojiblanco Diego Costa sufra incluso ante rivales sobre el papel tan débiles como la selección de Marruecos. El duelo ante Rusia debe ser el revulsivo que tanto necesita la Roja. No en vano, en cuartos le esperará todo un hueso: la Croacia de Luka Modric o la Francia de Antoine Griezmann.

La arenga de Sergio Ramos ha provocado que la selección española se una aún más para perseguir un objetivo que, visto su juego en los primeros partidos de este Mundial de Rusia, no parece nada fácil: reeditar el triunfo conseguido en 2010 en Sudáfrica con aquel tan celebrado gol de Andrés Iniesta. Conseguir un equipo mucho más sólido en la faceta defensiva es algo del todo vital para, por lo menos, aspirar a lograrlo.