Muertes trágicas, una cirugía a corazón abierto y un espíritu imparable

¡Vota esta entrada!
0 votos | Promedio: 0

Cuando estaba por firmar con el Atlético de Madrid descubrieron que un quiste en un ventrículo  de su corazón lo obligaba a operarse. El destino quiso que en el mismo momento en que le descubrieron su afección, en Madrid se estaba llevando a cabo un congreso que tenía reunidos a los mejores especialistas del mundo. Angelito dio el permiso para que su caso fuera examinado por los asistentes al congreso y solo dos médicos estadounidenses se atrevían a realizar una operación tan riesgosa.

Correa vivió un periodo de adaptación y trabajo con el Atlético de Madrid. En la temporada 2017/2018 dio el asalto final a la titularidad. De la mano de Diego Simeone se convirtió en un habitual y comenzó a ser seguido por los grandes ojos del mundo. Al mismo tiempo, su realidad económica ya era otra.

En enero del 2018, deslumbrado por sus últimas actuaciones, Jorge Sampaoli, entrenador de la selección Argentina, fue a Madrid a ver a Correa con la idea, casi segura, de citarlo para la próxima convocatoria, la última antes del Mundial. El técnico, que busca un socio para Messi en la mediapunta, piensa en Angelito para ese lugar. El crack de Las Flores sueña con Rusia. Porque a su corazón no le importa más que seguir adelante por todos sus sueños.