La extraña enfermedad que retiró al mejor delantero de la historia

La enfermedad que lo hacía engordar

Creo que ahora muchos de ustedes estarán arrepentidos de haberse reído tanto de mi peso, de las bromas, de los comentarios. No le tengo rencor a nadie, sólo quería explicarlo en el último día de mi carrera. Tengo hipotiroidismo, un problema que desacelera el metabolismo y para controlarlo, tengo que ingerir hormonas que no son permitidas en el fútbol, porque sería doping.