El gesto entre Sergio Ramos y Piqué antes de empezar el partido que da la vuelta al mundo

En plena vorágine por la actitud de Piqué durante el referéndum de Cataluña, Ramos no evitó al central catalán y demostró a todos los aficionados que la política no debe empañar el fútbol.

Ramos y Piqué dieron un ejemplo de convivencia, exhibiendo la gran relación que manifestaron en sala de prensa en el césped del Rico Pérez.

Aunque los pitos y los aplausos tronaron cada vez que el catalán tocó el balón, el andaluz mantuvo su ritual de cada partido y no dudó en abrazar a su compañero de la Selección Española.