Ann-Kathrin Brommel deslumbra con su físico y Mario Gotze no le presta atención

Feliz por haber podido volver a jugar al fútbol tras un problema hormonal que le impedía entrenarse profesionalmente, Mario Gotze disfrutó del parate por la fecha FIFA en un yate con Ann-Kathrin Brommel, su esposa. El diario The Sun publicó algunas de las imágenes del alemán y el físico deslumbrante de su mujer.

Lo que llama la atención en la seguidilla de fotos son, por un lado, el físico de Gotze, lejos de una excelente forma, y por otro, que parecía más concentrado en su teléfono móvil que en su esposa.