La jugada por la que se crucificó a Paulinho en la Premier

Todos hemos oído que Paulinho fue nombrado como el peor jugador del siglo en el Tottenham o algo así, ¿verdad? Pero, ¿sabemos por qué? Bien, por acciones como esta.

Se va solo, llega hasta la frontal y… Y… Y hace como que dispara. Pero ni fue a puerta, ni cerca. Uno de esos disparos que se van más cerca del córner que del poste, pero con el delito añadido de hacerse desde una posición bastante centrada.

No hay excusa. No estaba presionado, no había rivales encimándole. No tenía al portero encima. Fue un fallo suyo, un terrible golpeo, de esos tan malos, tan rematadamente malos, que te hacen hasta preguntarte si no te habrás lesionado de lo mal que le has dado al balón.