El chico que era mejor que Cristiano Ronaldo

¡Vota esta entrada!
0 votos | Promedio: 0

El fútbol está repleto de historias de niños llamados a hacer historia que terminaron siendo simples juguetes rotos. Fabio Paím prometía ser el mejor… y se quedó por el camino sin llegar a ser siquiera profesional.

“¿Creen que yo soy bueno? Pues entonces esperen a ver a Fabio Paím”. Así de rotundo se mostraba Cristiano Ronaldo cuando, a los 18 años, llegaba al Manchester United. Ronaldo, toda una leyenda del deporte rey, admiraba entonces a otro producto de la prolífica cantera lisboeta.

Fabio Paím, acostumbrado a los ‘flashes' y a jugar con chicos uno o dos años mayores, ya apuntaba a sensación del futuro. Nacido en Estoril en febrero del 88, estaba acostumbrado a salir y decidir sorteando a rivales.

No me costaba hacerlo. Lo recuerdo muy natural. Incluso lo llegué a hacer en derbis con el Benfica, ya con 15 años, donde está todo más ajustado y es más difícil que cuando eres pequeño.

No llegó a debutar siquiera con el Sporting de Lisboa. Nadie le avisó de la fama, tampoco nadie le ayudó a cuidar su físico.

Salía de noche, no iba a entrenar… A veces me sentía como un payaso. Todo el mundo me quería ver, pero nadie me ayudaba, y eso a mí no me venía bien. Tengo talento y eso es lo más importante, pero no físico. Y nunca nadie me ayudó a mejorarlo. Querían que saliera y jugara, nada más.

Catar, Angola, Malta, Lituania, Luxemburgo… Su última experiencia futbolística fue en el Sintra Football, club amateur donde no cobraba. Ha participado en ‘reality shows', ha tenido problemas con la justificia, accidentes de tráfico… Toda una vida agitada cuyo final aventura el propio Paím:

No quiero morir de viejo. Con 50 años estaría bien. Incluso ya he dejado escrito cómo quiero que sea mi funeral. Una gran fiesta.