El monumental cabreo de Valverde y Messi con los responsables del Barça

Ernesto Valverde pidió a los mandatarios que aligeraran el vestuario, así como hace días que insiste en el fichaje de Íñigo Martínez. Pero en la puerta del Camp Nou no hay ningún movimiento.

Una de las condiciones innegociables que puso Leo Messi para renovar fue la construcción de un proyecto de garantías. Una plantilla capaz de aspirar a todo de nuevo. Pero las cosas están como están y el argentino empieza a mostrarse reticente a firmar su nuevo contrato. El de Rosario ya puso sobre la mesa de los directivos un nombre para la parcela de llegadas: Paulo Dybala.

Los directivos tienen un duro trabajo desde ahora hasta el 31 de agosto. Con los 222 millones por Neymar Jr deben fichar y deben hacerlo bien. Para convencer a Messi de su renovación