El pilar fundamental de Zidane que no podrá jugar la Supercopa

odo se remonta al 22 de agosto de 2014. Modric es expulsado por doble amonestación en el minuto 89 en la vuelta de la Supercopa de España contra el Atlético.

El juez de Competición de la Federación Española de Fútbol impuso entonces un partido de suspensión al croata. Una sanción que el madridista cumplirá este domingo en el Camp Nou… tres años después.

Así, Modric no podrá jugar contra el Barcelona al estar sancionado. Y es que de aquel 22 de agosto de 2014 el Real Madrid no ha vuelto a jugar otra Supercopa de España, por lo que deberá cumplir dicha sanción en esa misma competición.