De marcarle el 5-0 al Real Madrid a pelear por la titularidad en un modesto club belga

Así es la vida del canterano. El Olimpo está reservado sólo para unos pocos elegidos para triunfar en la élite. El resto debe buscarse la vida lejos del nido. Eso le pasó a Jeffren Suárez. Tuvo sus minutos en el Barcelona, incluido ese quinto gol al Real Madrid, pero no se asentó en el primer equipo.

En 2011 abandonó el Camp Nou y ahora está en el KAS Eupen de la segunda belga, con el que logró ascender a Primera la pasada temporada. Sin embargo, ni en su actual equipo es titular indiscutible.  Ha jugado 9 encuentros, pero desde el primer minuto sólo cuatro.

Al menos su rendimiento le vale para ser llamado para defender a la ‘Vinotinto'. Sin embargo, la carrera de Jeffren nos recuerda lo difícil que es triunfar en este deporte. Y eso que a él no le va del todo mal.