El traspaso más rentable de la historia del fútbol

Gareth Bale (86,5 millones de beneficio)

El galés se lleva el oro como jugador más rentable. A diferencia de Cristiano, su rendimiento y las continuas lesiones son temas a debatir entre los aficionados del Real Madrid. Muchos de ellos no verían con malos ojos su salida. Tampoco se puede olvidar que, en su primera temporada, fue determinante en la consecución de la ‘Décima' y de la Copa del Rey en aquel mismo año.

El club blanco pagó por él 101 millones de euros, procedente de Tottenham. Los ingleses le habían comprado, seis temporadas antes, por 14,5 millones al Southampton.