Los dos cracks del Real Madrid que no se hablan después de la Duodécima

Hay heridas que nunca se cierran. Cicatrices que quedan para toda la vida. Y en el Real Madrid de la Duodécima han aflorado algunos males incurables. JZinedine Zidane ha tratado de gestionar el vestuario lo mejor que ha podido. Pero se le ha roto por distintas partes: Pepe, James, Coentrao… Pero también Lucas y Morata.

Los dos futbolistas españoles están decepcionados con el rol residual que han tenido en los últimos meses. La confianza del técnico en ellos ha brillado por su ausencia. Lucas Vázquez, que tiene un talante más desenfadado y disfruta como un niño en el club de sus amores, entiende que todo tiene un pase.

Álvaro Morata, en cambio, es mucho más crítico. Tras conquistar la Champions, el delantero madrileño se mordió la lengua: “No puedo decir nada, hemos ganado la Liga y la Champions”. El internacional español aplaudía de una forma muy sibilina la gestión de Zidane. Si se han ganado los dos títulos es que algo se ha hecho bien.