¡SURREALISTA! Hace la cantada del año y decide irse del campo en taxi

Una surrealista situación vivió el portero Fabio, que debutaba en el Figueirense en el partido ante el Boa Esporte Clube, un encuentro correspondiente a la cuarta jornada de Segunda división del Brasileirao.

Fabio se ‘comió' un gol de una falta lanzada desde el centro del campo, en el que calculó mal la salida. Posteriormente, el equipo visitante puso el 0-2 definitivo en el marcador tras un penalti antes del descanso. Fue en ese momento en el que se comenzó a vivir una surrealidad exprimida de una película de ciencia ficción. Fabio adujo problemas personales apenas ingresó en el vestuario para ser sustituido e, inmediatamente, cogió un taxi para alejarse del estadio Orlando Scarpelli hacia su domicilio.

Tras finalizar el encuentro, los directivos del equipo ‘alvinegro' comunicaron oficialmente que el meta, que tiene 38 años, ya no pertenecía más al club después de la surrealista situación.