Las tres cabezas que exige cortar Hazard para vestir la camiseta del Real Madrid

Florentino Pérez lleva un tiempo negociando con el Chelsea una operación compleja en la que el club blanco quiere meter a Morata para abaratar el precio. Una contratación que dejará varios cadáveres por el camino. El primero, el de un Alvaro Morata que será utilizado como moneda de cambio a pesar de su extraordinario rendimiento en el ataque.

James Rodríguez también saldrá. El colombiano está liquidado en todas las esferas de la entidad tras su último show en Leganés y la llegada del belga lo deja sin opciones. En la misma tesitura se encuentra Isco Alarcón. Un fichaje estrella con vitola de titularísimo que lo dejará en el banquillo. Y último podría ser Marco Asensio, el cuarto en discordia en el punto de mira por la operación Hazard.