¡IMPOSIBLE! || La brutal triple mejor parada de la historia. ¡Oblak ha dejado al mundo con la boca abierta!

Corría el minuto 69 cuando Brandt robó un balón a Giménez en la salida de balón del uruguayo y encaró a Oblak en un mano a mano soñado, con tiempo y por el centro. Oblak aguantó y repelió el disparo. El Calderón respiró sólo una milésima de segundo, porque el rechace cayó a los pies de Volland. Parecía gol o gol, pero Oblak obró el milagro. De nuevo los gritos de admiración… pero otra vez le cayó el balón a Volland. El tercer remate también lo sacó Oblak. En el tercer rechace, Chicharito disparó fuera.

El Calderón al completo se levantó para dar una ovación formidable, como si de un gol se tratara, coreando el nombre de su portero. La acción de Oblak lo merecía. El esloveno está de vuelta.