Cristiano Ronaldo no celebró el gol de Alavaro Morata

El Real Madrid se metía en cuartos de la Champions League tras derrotar al Nápoles, pero el rostro de Cristiano Ronaldo era de pocos amigos. El portugués volvió a tener un partido poco afortunado y los blancos encontraron  a Sergio Ramos como sus salvador de urgencia. El luso fue un visto y no visto en San Paolo. No fue su partido. 

Una realidad que quedó clara el gol de las sentencia de Morata a los italianos. El español finiquitaba la eliminatoria y CR7, que venía de errores clamorosos en su continuada persecución del gol, no lo celebraba. Un detalle pillado por las cámaras y repicado por los medios que señalan, una vez más, a un Cristiano desquiciado por su falta de protagonismo.