A Neymar se le fue la mano. Cuando lo mejor, después de una debacle como la de París, era adoptar un perfil bajo y no llamar demasiado la atención, decidió compartir un vídeo a través de Instagram en el que se le ve bailando de manera muy desenfadada mientras sus amigos beben caipirinhas y juegan a póquer. El crack brasileño del Barça, desde luego, no pudo elegir un momento peor para mostrar su imagen más desenfadada. París todavía escuece a los seguidores azulgrana. Y mucho.

Tive que postar mais uma homenagem 😂😂😂😂 Grande dançarino que nós temos 🤙🏽🙈😂 @crisguedes91

Una publicación compartida de Nj 🇧🇷 👻 neymarjr (@neymarjr) el