¡DE RISA! | El gol en propia puerta más ridículo de la historia del fútbol

Hemos visto autogoles de todos los colores pero este caso resulta inaudito. Sucedió en un encuentro de la liga sub21 turca y los protagonistas son dos jugadores de la cantera del Gaziantepsor Büyükşehir Belediyespor de la segunda división turca.

Todo empezó con un penalti pitado en contra el club perteneciente a la región de Anatolia Suroriental.  La escuadra rival lanzó la pena máxima con un lanzamiento que no fue difícil de atajar por parte del guardameta.

Hasta aquí todo muy normal. El momento cómico viene a posteriori, cuando el portero se levanta y un jugador de su equipo se dispone a abrazarle para celebrar que ha parado el lanzamiento desde los 11 metros. El arquero que no espera esa intensidad a la hora de recibir la felicitación, tiene el balón aguantado sin demasiada fuerza, y al chocar con su compañero se le escapa de sus manos y sobrepasa la línea de gol, el tanto cuenta para los rivales. Lo que había empezado como una heroicidad será recordado como uno de los momentos más cómicos del año.