¡EMOTIVO! | Follman recuerda por primera vez como vivió el accidente del Chapecoense

Jackson Follmann, uno de los seis sobrevivientes del accidente de avión que costó la vida a 71 personas en Colombia, relató que en los primeros momentos gritó «no quiero morir» y que, después de superar la tragedia, está dispuesto a casarse y retomar su vida.

Habló por primera vez de lo que ocurrió en una entrevista en la cadena «Globo»y reveló que el avión de la aerolínea boliviana Lamia, que transportaba al Chapecoense para disputar la final de la Copa Sudamericana en Medellín el pasado 28 de noviembre, «se apagó» e inmediatamente después «comenzó a fluctuar lentamente«.

Fue muy rápido. Recuerdo despertarme (antes del rescate). Abrí los ojos, estaba muy oscuro y muy frío. Tiritaba de frío. Gritaba ‘socorro, no quiero morir'. Algunos de los amigos, que todavía estaban vivos, también gritaban. Escuché al equipo de rescate llegar gritando Policía Nacional.

El jugador despertó cuarto días después en un hospital de la ciudad de Medellín al que acudió parte de su familia.

Mi madre entró y habló conmigo. Fue difícil. Allí me desperté y lloraba mucho, fue cuando abrí los ojos.

A raíz de las heridas sufridas en el accidente, los médicos amputaron a Follmann la parte inferior de la pierna derecha y el futbolista contará con una prótesis que le proporcionarán en Sao Paulo cuando reciba el alta hospitalaria en Chapecó.

 

Nos vamos a casar, sí. Cuando vuelva a tener una vida normal, puede tener la certeza de que nos vamos a casar.

 

Solo seis personas sobrevivieron: los tres futbolistas mencionados, dos auxiliares de vuelo de la aerolínea boliviana Lamia y un periodista, que también estuvo presente durante el encuentro del sábado.