¡BRUTAL! | El partido más violento de la historia… ¡tres jugadores fueron a la cárcel!

El encuentro de vuelta de la Copa Intercontinental de 1969 se convirtió con en el partido más violento de la historia del fútbol. Estudiantes de La Plata venía de conquistar la Copa Libertadores tras ganar a Nacional y el AC Milan por su parte se adueñó de la Copa de Europa de 1969 tras aplastar al Ajax en la final.

En aquella final a doble partido, el equipo italiano partía con el cartel de favorito ante los argentinos. Ya en el primer partido, el Milan barrió a Estudiantes en el Giuseppe Meazza con un claro 3-0. Ese fue el comienzo del fin. Tras el partido de ida, los tambores de guerra empezaron a sonar.

Los argentinos eran conscientes de que remontar la final era casi imposible, pero no se iban a quedar con las ganas de dejar un par de recados. Aquella noche, no hubo fútbol. Entradas escalofriantes, agresiones, escupitajos e insultos… así se podría resumir el partidor. ¿El resultado? Lo de menos.

La delegación italiana denunció la excesiva violencia de los jugadores argentinos y tuvo que interceder el Ministerio del Interior del gobierno militar para evitar un conflicto internacional decidiendo arrestar a Manera, Aguirre Suárez y Poletti, a quienes se los condenó a 30 días de prisión en la cárcel de Villa Devoto, condena por infringir la Ley de Espectáculos deportivos.