Van Basten y su ‘épico’ gol de volea en la Eurocopa de 1988

¡Vota esta entrada!
8 votos | Promedio: 3

La historia del fútbol está plagada de goles de todas las clases. Este que recordamos hoy, jamás quedará en el olvido por su transcendencia y sobretodo por su excelente vistosidad. Si las lesiones hubieran respetado a Marco Van Basten, seguramente habría dejado muchos más goles tan espectaculares como la volea que vimos en la final de la Eurocopa de 1988 en el Olímpico de Munich.

Un poco de historia

Van Basten empezó la Eurocopa de 1988 en el banquillo, ya que el delantero del Milan llevaba ocho meses sin jugar con la selección por culpa de las lesiones. Pero una derrota en el debut del combinado “orange” bastó para que pasara a ser titular en el segundo encuentro, donde marcaría un “hat-trick” contra Alemania.

Marco van Basten palmarés

El impresionante palmares de Marco Van Basten

Pero lo que pasó a la historia no fueron esos tres goles contra Alemania, sino el impresionante y bonito gol de volea que le endosó a la URSS en la final. Disputaban la final dos equipos que había visto premiado su fútbol vistoso ante dos duros escollos como alemanes e italianos. El partido prometía por lo visto hasta el momento y no defraudó. Primero marcó Gullit, y después vino la obra de arte de Van Basten.

El delantero, que posee tres Balones de Oro y ganó dos Copas de Europa con el Milán, se llevó la Bota de Oro de esa Eurocopa con cinco dianas.

La volea imposible de Marco Van Basten

Van Basten se vistió de héroe para firmar una diana tan difícil de lograr como espectacular. Aprovechó un centro alto bombeado al área para empalmar una perfecta volea que superó al portero soviético. La pelota de Arnold Mühren venía alta y blandita, cada vez había menos hueco para meterla y parecía que se perdería por línea de fondo. Pero el holandés no pensó lo mismo.

Van Basten le pegó de primeras de tal manera que la pelota salió disparada hacía la portería superando por arriba a Rinat Dassaev y culminando una de las mayores obras de arte que se recuerdan sobre un terreno de juego. Iba a ser un gol para la historia, como los marcados por los grandes: en el momento decisivo.

Marco Van Basten trofeo eurocopa 1988

Marco Van Basten levanta el trofeo de campeones de la Eurocopa de 1988

¡Que os ha parecido la preciosa volea de Marco Van Basten? ¿Recordáis algún gol similar que se haya marcado en los últimos años? ¡Esperamos vuestros comentarios! 🙂

Dejar un comentario

3 comentarios