El oscuro pasado de Vardy que sorprende al fútbol mundial

¡Vota esta entrada!
7 votos | Promedio: 3

Durante el pasado verano, el delantero del Leicester fue el foco de las críticas después de protagonizar un altercado en el Casino de Grosvenor. A partir de ahí, al inglés  lo tacharon de racista, pero lo cierto es que sus problemas no acaban ahí. Dentro de su libro existen algunos hechos que han pillado por sorpresa a su propio club e incluso a todo el mundo del fútbol, puesto que el delantero ha admitido su gusto por el alcohol y su rasposa personalidad.

Me gusta beber. He tenido unas cuantas peleas y he pasado una noche en una celda. Puedo ser un grano en el culo. Pero una cosa que no soy y que nunca seré, es racista.

En cuanto al altercado sucedido en el casino, Vardy no quiere parar de explicarlo:

Miré a los ojos a ese estudiante y abusé verbalmente de él diciéndole eso. Necesitaba que viera lo arrepentido que estaba. Quería que supiera que había ignorancia, no malicia o prejuicio detrás de cada palabra que utilicé. Estaba enfadado porque había bebido mucho pero nunca habría usado la palabra ‘japo’ de haber sabido que era racista.

En su libro también cuenta que durante los partidos de clasificación de la Eurocopa, había debate sobre si le iban a convocar y que según le llamaron, le recordaron sus responsabilidades. A partir de entonces, su actitud cambió radicalmente y el famoso cántico ‘Jamie Vardy’s having a party’ se quedó sólo para los terrenos de juego:

Dejé de salir. Tengo un bar y una mesa de billar y paso mis noches salvajes metiendo a los niños en la cama, jugando al Call of Duty y viendo Homeland. Quería concentrarme en el fútbol.