La broma de Ronaldinho que hizo que Ibrahimovic fichara por el Milan

¡Vota esta entrada!
59 votos | Promedio: 2.8

ronaldinho

Eran tiempos difíciles para Zlatan Ibrahimovic. El sueco había conseguido el título liguero con el Barça pero no había dado lo que esperaba de sí mismo. El atacante no acabó contento ni consigo mismo ni con su entrenador, Pep Guardiola. Llegó con la vitola de crack al equipo culé pero tras una temporada en la que destacaron más sus problemas dentro del vestuario que su juego, decidió que debía abandonar al club blaugrana.

Pep Guardiola habla sobre Zlatan Ibrahimovic

Era el año 2010, era agosto, un mes muy caluroso en Barcelona. Un calor asfixiante con el que entrenar suponía mayor esfuerzo de lo normal, y más si sabes que tu equipo está intentando colocarte en otro lado para poder venderte y recuperar la inversión que habían realizado por ti. El sueco no estaba en un buen momento anímico pero una noche todo cambió.

Ibra se puso la camiseta azulgrana para disputar el trofeo Joan Gamper ante el AC Milan, un equipo que el sueco sabía que estaba poniendo mucho interés por ficharle. Cuando estaba en el vestuario preparándose alguien entró al vestuario local. El ídolo de Barcelona, Ronaldinho. El brasileño llevaba ya 3 años jugando para los milanistas y vino con un mensaje claro para el sueco:

Zlatan, date prisa porque a mí me ha tocado llevarte a Italia.

Todo el vestuario se rió con este mensaje, Ibrahimovic el primero. Parecía que todo iba a quedar ahí, en un comentario del alegre brasileño con sonrisa imborrable pero no fue así. Cuando acabó el partido Ronaldinho se volvió a acercar junto a los pesos pesados del vestuario rossonero: Seedorg, Pirlo y Gattuso. Esta vez se lo pidieron de un modo mucho más serio y formal. Todos querían que el sueco fuera para Italia con ellos. Zlatan no pudo negarse a esta petición y terminó firmando por el AC Milan.