Cuando Leo Messi se enfada… ¡¡ocurren cosas asombrosas!!

¡Vota esta entrada!
162 votos | Promedio: 3.2

Es un mago, un genio con talento innato inigualable. Si de normal ya es capaz de hacer jugadas imborrables cuando Leo Messi se enfada puede llegar a ser imparable. Esto es lo que ocurrió en la final de Copa del Rey entre el Athletic de Bibao y Barcelona en el año 2015. Un gol que fue finalista al Premio Puskas 2015 y que al final ganó Wendell Lira con su chilena.

En apenas 20 minutos el argentino demostró que no se le puede enfadar. Tras varias jugadas recibiendo faltas en la banda derecha del terreno de juego, decidió hacer historia. Con el cuero pegado a su pie izquierdo fue sorteando hasta a cinco defensores para llegar hasta el área y anotar un gol increíble. Una jugada memorable.